Follow

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian

Enero

Enero

Enero

Mostrando las entradas con la etiqueta Universidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Universidad. Mostrar todas las entradas

Actividades para ejercitar el cerebro.

sábado, 12 de marzo de 2016


Los docentes necesitamos darle un poco de ejercicio para la salud mental de nuestros cerebros, ejercitar el cerebro no es solo leer, analizar y memorizar, también requiere un espacio para nosotros y lograr relajar nuestra mente activa. 
Este articulo te muestra como en seis pasos un profesor puede conseguir ejercitar su cerebro y descansar al mismo tiempo. 

Baja exigencia = ¿Alumnos repetidores?.

martes, 29 de septiembre de 2015



Los alumnos repetidores están en todos los niveles, en todos los países y en todos los sistemas educativos. 
Responder las causas de los estudiantes repitentes, implica analizar muchas variables; como solución a los repetidores algunos sistemas educativos de varios países, establecen políticas educativas de tipo controversial, entre ellas pidiendo a los docentes que todos los estudiantes aprueben y así eliminar al menos estadísticamente a los estudiantes que repiten, en apariencia los repetidores desaparecen pero en realidad son un problema acumulado que tarde o temprano encontrará un nivel y  un docente que los detenga. 

El estimulo educativo a los alumnos repetidores es también controversial cuando se les brinda "privilegios" que antes estaban reservados para estudiantes con calificaciones óptimas, dejando a estos últimos sin estímulos en pro de los repetidores que no lo valoran porque no se trabaja la estrategia adecuadamente; en la practica todas estas acciones son una serie de equívocos que no llevan a ningún lado. 
Bajar la nota promedio para que puedan aprobar nivel educativo es otra de las estrategias que se han impulsado, aun en contra de muchos docentes que ven en estas medidas un deterioro de la calidad educativa. 
¿Si bajas la exigencias, desaparecen los repetidores?, la respuesta es NO, siempre hay alumnos repetidores porque como señalé al principio de este post las variables que intervienen son muchas, tienen que ver la capacidad cognitiva, con el tipo de inteligencia de cada estudiante, con estímulos familiares, con apoyo escolar, etc; y no solo la aprobación cuantitativa (la nota que obtienen). 

¿Estas de acuerdo en evitar los repetidores aprobándolos sin que tengan las calificaciones requeridas? Cuéntanos tu experiencia. 

Las emociones, vitales en el aprendizaje.

miércoles, 29 de julio de 2015




Mucho se ha dicho de las emociones y la relación directa con las emociones, el investigador en neurociencia Francisco Mora asegura que el elemento esencial en el proceso de aprendizaje es la emoción porque sólo se puede aprender aquello que se ama, aquello que le dice algo nuevo a la persona, que significa algo, que sobresale del entorno en Neuroeducación, el libro que acaba de publicar en Alianza Editorial. “Sin emoción –dice– no hay curiosidad, no hay atención, no hay aprendizaje, no hay memoria”.

Francisco Mora (Granada, 1945), doctor en Neurociencia por la Universidad de Oxford y catedrático de Fisiología de la Universidad Complutense, ha publicado Neuroeducación (Alianza), un volumen con el que pretende desarrollar “las preguntas centrales que son de interés y preocupación en el mundo de la enseñanza a cualquier nivel y ayudar a desentrañar las claves de cómo contestarlas a la luz de los conocimientos mas recientes de la neurociencia cognitiva”.

La alegría como base del aprendizaje

El científico señala que “los niños hoy aprenden, desde muy pronto, conceptos abstractos en habitaciones con ventanales sin mucha luz o luz artificial, con el rigor y la seriedad de maestros que se aleja de aquel “juego” primitivo que generaba aprender y memorizar de lo sensorial directo, “con alegría”, base de la atención y el despertar de la curiosidad”.

Entender esto hoy en su raíz y desde la perspectiva de cómo funciona el cerebro y sacar ventaja de ello –afirma– “es un primer principio básico de la enseñanza con el que se puede llegar a aprender y memorizar mejor. estos principios se pueden extender en su aplicación no solo a la enseñanza básica o durante la adolescencia sino a los más altos estudios universitarios o a estudios aplicados sea la empresa o la investigación científica”.

Asimismo añade que “la neurociencia cognitiva ya nos indica, a través del estudio de la actividad de las diferentes áreas del cerebro y sus funciones que solo puede ser verdaderamente aprendido aquello que te dice algo. aquello que llama la atención y genera emoción. aquello que es diferente y sobresale de la monotonía”.

“La atención, ventana del conocimiento, despierta cuando hay algo nuevo en el entorno. Ese ‘algo nuevo’ apela, como hace millones de años, a la supervivencia como último significado” –añade–. “La atención nace de algo que puede significar recompensa (placer) o castigo (peligro) y que por tanto tiene que ver con nuestra propia vida”. “Pero con el devenir evolutivo y la propia civilización –advierte Mora–, aprender y memorizar son mecanismos que los hemos llevado a unos niveles tan abstractos y de tan alto calado social que escapan y se han venido alejando de las raíces inviolables, genéticas y evolutivas, de aquella alegría que en su origen significó verdaderamente aprender y memorizar”.

Todos los docentes debemos conocer cómo funciona el cerebro revitalizaría la enseñanza. A su juicio, revitalizar hoy la enseñanza y el aprendizaje en este nuevo contexto de una cultura avanzada, “requiere un conocimiento de cómo funciona el cerebro en esos procesos y llevarlo a los maestros y los profesores para que estos finalmente lo apliquen en las aulas”. Asegura que “de esto se han dado cuenta muy recientemente prestigiosos pensadores e instituciones como el recién creado Centro de Neurociencia para la Educación de la Universidad de Cambridge o la International Mind-Brain and Education Society a través de su revista Mind, Brain and Education“. No obstante asegura que “es bien cierto que, hasta ahora, el conocimiento extraído de las neurociencias no ha sido fácil mostrarlo a los maestros y ellos transferirlo como método a la enseñanza de los niños o los estudiantes de instituto”.

Reconoce que “existen problemas en la relación neurocientífico-maestro (y mas allá profesores universitarios) sobre todo en el lenguaje utilizado por los primeros para dirigirse a los segundos en la transferencia de estos conocimientos. y en los segundos, los maestros, para captar, con certeza y seguridad esos conocimientos a la hora de emplearlos con los alumnos”.

“Desde esta perspectiva como base –subraya– se pretende construir este libro que propongo con el título de Neuroeducación y que tendría un formato similar al libro ¿Se puede retrasar el envejecimiento del cerebro?“

Mora,   dice que utilizando un lenguaje sencillo, conciso y asequible pretende “desarrollar las contestaciones a las preguntas básicas y los componentes esenciales del problema que representa el advenimiento de la neurociencia para la educación y enumerar y describir brevemente las soluciones y ventajas de estas nuevas concepciones”.

Fuente: elpais.com

Todos nos miran.. todos nos critican.

martes, 7 de julio de 2015


Los profesionales de la educación, tenemos mucho público que "supervisa" nuestro trabajo, están los que deben supervisarnos: Directivos, supervisores, asesores pedagógicos... Y están los que nos supervisan gratis, para ver donde fallamos: padres, madres, estudiantes, compañeros de trabajo, medios de comunicación.

Todos los personajes que revisan nuestras practicas pedagógicas, lo hacen por "el bien del alumnado", no miden el daño que nos hacen a nosotros, criticar desde una postura alejada de la realidad y de la cotidianidad que vivimos en el aula, no es justo, "es como criticar a Messi cuando nunca has jugado fútbol"; hay que tener torres de trabajos por evaluar, aulas saturadas, carencia de materiales para desarrollar las clases, dolor insoportable en la garganta, ruido y barullo permanente y aun así concentrarse, y sin embargo la mayoría nos la arreglamos para hacer de nuestras clases algo agradable y funcional.

Revisar nuestra practicas pedagógicas es posible, algunos lo hacemos, otros tanto ya se dieron pro vencidos, pero no hablamos de los grupos minoritarios que toda profesión tiene, hablemos de la inmensa mayoría que sufre las criticas negativas por ser profesor. 

Como profesional docente atienda los puntos siguientes, relacionados con su practica pedagógica: 
  • Su material de trabajo diario está actualizado.
  • Utilizas bibliográfica de dos o tres años de antigüedad.
  • Tu material didáctico es variado: papel, vídeos, música, podcast, afiches, visitas guiadas, etc.
  • Te actualizas, asistiendo a jornadas o en internet con blogs y vídeos educativos.
  • Controlas el tiempo de exposición tuyo y el de tus alumnos de manera que el protagónico de la clase sea siempre de tus estudiantes.
  • Compruebas el aprendizaje en cada clase, asegurándote que el aprendizaje ha sido efectivo. 
Nuestras practicas pedagógicas las revisamos cada uno de nosotros somos profesionales de la docencia, ninguno va a ver como el doctor, el ingeniero o arquitecto hace su trabajo, si recibimos trato como profesionales que somos, la armonía profesional será mejor llevada en la comunidad educativa. 

¿Cual es tu experiencia en cuanto a revisar las practicas pedagógicas en el aula?


Tips para la comprobación del aprendizaje.

jueves, 2 de julio de 2015


Después de que los docentes terminamos de exponer nuestras clases, necesitamos comprobar que el aprendizaje ha sido asimilado por los estudiantes. Para ellos los docentes nos valemos de distintas actividades, algunos optan por hacer pequeños cuestionarios orales, escritos, preguntas directas etc. 

Te listamos algunas formas de comprobación de asimilación del aprendizaje que podemos aplicar en el aula, después de la presentación de contenidos: 

  • Perspectiva. Debemos de propiciar la interacción entre los alumnos para que por ellos mismos descubran si su aprendizaje es el correcto, es decir, si coinciden en lo que han aprendido. 
  • Palabras claves: Pidamos a los estudiantes cinco palabras claves relacionadas con el tema que se les ha expuesto, esto nos permite saber cuales fueron las partes más importantes en el discurso o a las que más atención prestaron. 
  • Mapa conceptual: Diseña un sencillo mapa conceptual en la pizarra, donde los estudiantes a través de la lluvia de ideas le irán guiando hasta completar el mapa conceptual del tema tratado. 
  • Cotejo: Escriba usted en la pizarra tres ideas y pida que se las desarrollen, basándose en lo que se explico en la clase que usted expuso. Valide y corrija según corresponda, pero permitales explicar y explayarse el mayor tiempo posible. 
Las tradicionales formas de verificación son pequeñas pruebas al final pero son muy comunes, procure al final de cada clase realizar la verificación de contenidos de manera distinta, para no ser aburrido y ser siempre novedoso. 

¿Cómo verificas el aprendizaje y la fijación del mismo, cuál es tu estrategia?

La influencia de los profesores ¿Importa?

lunes, 4 de marzo de 2013


Por primera vez, un estudio señala la importancia de contar con un buen profesor, al menos para aprender a leer, uno de los conocimientos fundamentales de un niño en su primera etapa del colegio. Psicólogos de la Universidad de Florida(Estados Unidos) demuestran en una investigación cómo un mal maestro impide que los alumnos desarrollen todo su potencial.


Las conclusiones son importantes porque leer con soltura puede marcar el éxito o fracaso escolar, incluso el optar por el camino más correcto. Los investigadores recuerdan en su artículo que los niños que fracasan en su alfabetización tienen más posibilidades de tener causas pendientes con la justicia.
Hasta la fecha se ha defendido que la genética juega el papel más importante en el desarrollo intelectual del niño. Mientras que al entorno familiar y a la experiencia en el aula se les adjudicaba un peso menor. El trabajo que se publica hoy en la revista «Science» muestra, sin embargo, que los profesores tienen una influencia directa en los niños.
«Cuando los alumnos reciben una enseñanza más eficaz tienden a desarrollar todo su potencial. Cuando la instrucción es peor, las diferencias genéticas nunca se desarrollan», explica la psicóloga Jeanette Taylor, una de los cuatro autores del trabajo.
280 gemelos idénticos
Para llegar a esta conclusión, Taylor y su equipo estudiaron a 280 gemelos idénticos (monizigóticos) y 526 pares de gemelos bivitelinos o distintos. El grado de identidad genética de estos últimos no es mayor que entre dos hermanos nacidos de gestaciones separadas, es decir que comparten estadísticamente el 50% de sus genes y no el cien por cien como ocurre en los gemelos idénticos. Todos los hermanos se encontraban en el primero y segundo grado de colegios de Florida, con diversos ambientes y origen étnico diferente.
Al comienzo del curso escolar, los investigadores midieron la fluidez que los hermanos gemelos tenían para leer en voz alta y para ello emplearon un test específico de lectura oral que permite medir esta capacidad. Después compararon los resultados con los compañeros de clase de los gemelos. Con esa fórmula intentaban distinguir las capacidades que se podían atribuir a sus genes y cuál a la calidad del profesorado.


Al terminar el curso. se hizo una nueva valoración de la lectura. Las mayores diferencias dentro de una clase se encontraron en las aulas con buenos profesores. Era entonces cuando todos los alumnos alcanzaban su máximo potencial y la influencia genética se dejaba notar. En las clases, con profesores de habilidad limitada los resultados eran más homogéneos.
Los autores reconocen que poner un buen profesor en el aula no garantiza el éxito en todos los niños. Influyen también los compañeros de clase, los recursos disponibles de los colegios y el ambiente familiar. «Pero si ignoramos la aportación del profesorado perderemos una gran oportunidad», advierten.
Tomado de ABC.ES